Pero antes querría detenerme un momento para reflexionar sobre la súbita reacción que tuve a las pocas horas, tras mi respuesta negativa: « ¿Vergüenza? También dejé que estimularan eléctricamente una parte de mi corteza frontal en los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos con el objetivo de averiguar si aprendía una tarea motora con mayor rapidez.

Añadió que me compensarían con doscientos dólares, lo cual no sé si en esas circunstancias fue un aliciente o una contrariedad.

En el capítulo 3 os contaré si terminé siendo el primer hombre de la historia en tener un orgasmo bajo un escáner de resonancia magnética funcional. Al fin y al cabo, durante la investigación para mi último libro, El ladrón de cerebros , participé encantado en un estudio de Harvard para comprobar si un escáner cerebral idéntico al de Komisaruk podía detectar mis mentiras.

Y he entrado en toda clase de laboratorios, incluidos los de investigación militar, de ética mucho más dudosa que el de Barry.

El objetivo siempre ha sido conocer la ciencia desde lo más adentro posible.

Ser voluntario en un experimento de la reconocida Universidad de Rutgers me pareció una gran oportunidad para comprender desde dentro este tipo de investigaciones. Más tarde, cuando Barry me explicó que mi misión sería estimularme manualmente bajo un escáner de resonancia magnética funcional que mediría la actividad de diferentes áreas cerebrales mientras yo me excitaba y alcanzaba el orgasmo, le dije que debía pensármelo. La imagen recreada en mi mente tenía un punto aterrador.

A los pocos días envié un correo electrónico a Barry excusándome y diciéndole: «Barry, lo siento, pero me da vergüenza.

Sin mediar palabra, Jacob toma la iniciativa y camina decidido hacia Sandra. Jacob se detiene un par de segundos pero enseguida intenta acercarse de nuevo a Sandra. Sandra sigue alejándose pero ya no se echa a correr.

Esta vez logra quedarse a unos pocos pasos, y de repente nota un olor peculiar. Es un perfume intenso que Jacob nunca había olido antes. Sólo da la sensación de pretender escapar cada vez que Jacob la toca o acerca su rostro a ella.

Sandra y Jacob están desnudos en una habitación vacía. Tampoco saben que les estoy observando y tomando buena nota de su comportamiento, ni que los investigadores de la Universidad de Concordia, en Montreal, se han asegurado de que los niveles hormonales de Sandra la hagan sentirse excitada y receptiva al «apareamiento», como ellos prefieren llamarlo.

No saben muy bien cómo han llegado hasta allí, ni qué se supone que deben hacer. A pesar de eso, Sandra guarda las distancias, se mueve por la habitación como explorándola y aparenta ignorar la presencia de Jacob. Se les nota intranquilos, hasta que a los pocos segundos empieza la acción. Jacob continúa concentrado en el cuerpo de Sandra y empieza a perseguirla en círculos por la habitación.

Os principais países de destino são: China, Estados unidos e Argentina. O primeiro Parque Tecnológico do Interior Paulista focado em agronegócio será criado em Barretos, o Agro Park, com investimentos do governo paulista da ordem de R$ 6,1 milhões.